Nuestro Centro

Fert Batxillerat es un centro especializado en la etapa educativa del bachillerato, promovido por la Fundación Familiar Catalana.

PROYECTO EDUCATIVO DE CENTRO

CARTA DE COMPROMISO EDUCATIVO

NORMATIVA DEL CENTRO

Nuestro colegio recoge la tradición del antiguo COU Fert, fundado hace más de cuarenta años por iniciativa de un grupo de padres de familia que deseaban para sus hijos/as un centro donde se asegurara una educación de calidad y una buena preparación para acceder a la universidad.

El estilo educativo de Fert Batxillerat se basa en formar a las personas en un ambiente de libertad y responsabilidad e integra tanto el rigor académico como la educación en los valores propios de humanismo cristiano. Nuestra atención individualizada nos permite acompañar al alumno, en colaboración con los padres, en el desarrollo de su propio proyecto personal, atendiendo a todas las dimensiones de su personalidad.

Nuestro claustro de profesores, a través de su tarea docente, proporciona una enseñanza de calidad en cada una de las materias que configuran los diferentes itinerarios del bachillerato.

Nuestro centro es una comunidad educativa en la que padres y profesores comparten una misma misión. Aunque el protagonista y responsable de su educación es el propio alumno, creemos que es de vital importancia mantener una estrecha colaboración y confianza entre la familia y el colegio para acompañar y motivar a cada estudiante en su proceso de maduración personal.

En Fert Batxillerat se cultivan las habilidades de pensamiento y de reflexión para que los alumnos sean cada vez más rigu-rosos en su trabajo, más críticos en su pensamiento y más ecuánimes en sus juicios. Se intenta sacar el máximo rendimiento a las capacidades de cada alumno, ofreciéndole los medios y los procedimientos de aprendizaje más adecuados.

Nuestro centro tiene un marcado carácter preuniversitario. Educamos en un ambiente de respeto y confianza, exigencia y comprensión, ilusión y realismo. Nuestro gran reto es que debemos formar en y para la libertad.

Tutoría individual y colectiva

La tutoría tiene como finalidad contribuir a la atención personalizada de los alumnos y de las familias, aspecto fundamental en nuestro proyecto educativo. Por ello, se facilitan entrevistas con los alumnos y los padres, con el fin de hacer un seguimiento académico y proponer objetivos de mejora.

En la tutoría grupal el tutor imparte una sesión semanal sobre diferentes temas: técnicas de estudio, orientación profesional y espacios de reflexión para potenciar su desarrollo personal, así como su participación activa y crítica en la sociedad.

Servicio al estudiante

Los adolescentes necesitan referentes que hagan más fácil la interiorización de actitudes y valores sólidos en el proceso hacia su madurez personal. Desde el Servicio al estudiante, gestionado por jóvenes exalumnos que están finalizando sus estudios universitarios, se dinamizan diferentes actividades:

Acciones solidarias. Mediante diversas actividades, queremos despertar en nuestros alumnos su sentido responsabilidad hacia los más desfavorecidos y la necesidad de dedicarles una parte de su tiempo libre: campañas de recogida de alimentos, apoyo académico a inmigrantes sin recursos, participación como monitores en colonias de verano, visitas a geriátricos, conciertos solidarios, furgonetas que reparten alimentos a los indi- gentes de nuestra ciudad... Actualmente encauzamos el voluntariado hacia el barrio del Raval de Barcelona, colaborando con las asociaciones Terral y Braval.

Jornadas de estudio para la preparación de los exámenes.

Catequesis de Confirmación y de post-Confirmación, en las que participan de una manera voluntaria.

Actividades deportivas y de ocio.

Capellanía

Desde los inicios del FERT Batxillerat y a petición de la Fundación FamiliarCatalana, que es quien lo promueve la Prelatura del Opus Dei ayuda en la formación cristiana, designando a los sacerdotes encargados de atender las necesidades e inquietudes espirituales de padres/madres, profesores/as y alumnos/as.

La atención espiritual y de formación se realiza de acuerdo con los principios del Magisterio de la Iglesia y con el mayor respeto por la libertad de las conciencias.

Los alumnos que así lo deseen pueden prepararse, de una manera voluntaria, para recibir el sacramento de la Confirmación.